Ventanas.

Que se cierran y se abren por interés, ya bien sea porque hace corriente, porque quieres que pase el aire, porque huele mal, porque se debe airear. Aunque también deben cerrarse para que no entre nada, ni aire, ni interés. Al final la corriente se lo lleva todo, en el agua y en el aire. No abrirlas, tampoco cerrarlas…cambio ventanas, aires sin olor a mentiras. Huele a interés, prefiero los perfumes dulces. A.M.A.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s