Sobrado.

Ni de dinero, ni patrimonio, pero sí de valores que no pueden comprarse. La educación es la base de cada uno de nosotros, el pilar que nunca puede temblar y en el caso que no fuera así… hay que mirar qué ocurre. Eso sí, con paciencia y nunca repartiendo culpas, hay que mirarse a un espejo, no solo para ver lo “imperfecto” que es cada uno, sino para ver lo “perfecto” que somos reconociendo el qué y el cómo. Damos con gente que les sobran muchas cosas, entre otras el saber el qué y el cómo delante de su espejo. Somos tantos en el mundo y debemos tener la obligación de a quién le damos lo más valioso y a quién no: nuestro tiempo. A.M.A.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s