¡Qué valor!

En este mundo en donde todo el mundo va a lo suyo, el egoísmo es presente y no pasado, la vida lleva un ritmo demasiado rápido para los sensatos, los cordiales y educados, el amor se compra a base de intereses personales y nunca colectivos. Vestidos de fortunas baratas y disfraces estúpidos cual si fuera un carnaval eterno. En donde la base de cualquier sociedad avanzada son los valores, juramos y perjuramos la educación en valores y sin embargo no damos ejemplo, dobles morales constantes para aparentar lo que uno no es y le gustaría ser. Quitar el disfraz a tiempo en la vida es salir de un carnaval atípico. Si hubiera mucho más amor para todo y no entendido solo como sentimiento de bienestar pasional o maripositas en el estómago, quizás las cosas marcharían a otro ritmo. La vida y el amor son dos amantes inseparables. ¿Dónde está tu yo, tu amor? A.M.A.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s